Principales razones de las bajas en los gimnasios

07-sep-2018 10:00:00

Lectura: 5 min

equipo-de-gimnasio-v1

De acuerdo con la última encuesta del INEGI del Módulo de Práctica Deportiva y Ejercicio Físico (MOPRADEF) las 5 principales razones por las que las personas abandonan el gimnasio son: falta de tiempo, cansancio por el trabajo, problemas de salud, pereza y falta de dinero.

El 47 por ciento de las personas señalaron que abandonaron la práctica de actividades físicas por falta de tiempo; 24 por ciento por cansancio debido al trabajo; el 16 por ciento por problemas de salud; 8 por pereza y el 3 por ciento por falta de dinero; el 2 por ciento restante dio otros motivos entre los que se encuentra falta de instalaciones o inseguridad en su colonia.

>>Conoce los errores de un gimnasio que no perdonan los usuarios<<

Un gimnasio completo difícilmente tendrá un número de bajas alarmante, pero sin importar cuál sea el porcentaje es fundamental saber qué factores puedes solucionar o disminuir, y cuáles están fuera de tu alcance. Para una sencilla identificación, te sugerimos encasillar las causas por las que un usuario cancela su membresía de la siguiente forma:

  • Motivos personales externos: cambio de residencia, lesión, factores económicos.
  • Motivos personales actitudinales: desmotivación por monotonía, por aburrimiento, por no conseguir resultados, pereza, falta de tiempo, pensar que no está asistiendo suficientes días.
  • Mal servicio del club: carencias respecto a servicios, equipo para gimnasio o instalaciones, mala limpieza o mantenimiento, mala atención por parte de algún trabajador, falta de vínculos sociales y emocionales, falta de atención personalizada.

Cómo disminuir las bajas en los gimnasios

  • Motivos personales externos

En primer lugar, es necesario averiguar si es éste realmente el motivo de la baja, ya que en muchas ocasiones puede ser una excusa para evitar dar más explicaciones.

Es importante averiguar si se trata de una circunstancia transitoria o permanente para saber qué acciones tomar.

En caso de ser circunstancias transitorias, se puede pactar cuándo podrá volver al club, para mantener las actuales condiciones al cliente. Otra opción es preguntar al socio si desea traspasar su plaza a alguna otra persona, familiar o amigo, que desee asistir al club bajo su mismo plan.

Si se trata de causas permanentes o de muy largo plazo, deja la puerta abierta para cuando vuelva y pedir permiso para seguir enviándole información de su interés sobre equipo de gimnasio, fitness y salud (en caso de contar con este servicio). Puede que sus circunstancias cambien, por lo que hay que agradecer la confianza que el cliente ha depositado en el club y dejar una buena impresión para que tome en cuenta tu negocio el día que piense retomar sus actividades físicas.

  • Motivos personales actitudinales

Lo más importante en estos casos es averiguar los motivos reales que llevan al cliente a solicitar la baja.

Antes de darlo de baja realiza una serie de preguntas con el objetivo de valorar el grado de satisfacción del cliente. Algunas de estas preguntas pueden ser:

  1. ¿Estás realmente contento con el club?
  2. ¿Estás consiguiendo los objetivos que te propusiste al entrar?
  3. ¿Estás viniendo los días que te propusiste?
  4. ¿Vienes motivado o te da pereza venir al club?

Una vez que se conoce el motivo es necesario seguir preguntando para obligarle a reflexionar sobre su decisión. En caso de que no se recupere esa membresía, la información puede ser valiosa para identificar áreas de oportunidad y mejorar tu gimnasio.

  • Mal servicio del club

En este caso, el proceso es muy parecido al anterior, pero hay que averiguar cuál es el motivo del descontento, ya sea por el equipo de gimnasio, por las instalaciones o por el servicio.

En estos casos te recomendamos aplicar la metodología de la gestión de quejas:

Dar las “gracias” al cliente por comunicar el problema ya que esto te permitirá ayudarle y dar un mejor servicio a todos.

Disculparse por el error y transmitirle que te pones en su lugar y entiendes su enojo y el inconveniente causado.

Una vez identificada la problemática corrige o delega la tarea a las personas que tienen capacidad para solucionarlo. En caso de que se trate de la maquinaria, te sugerimos acudir con tu distribuidor de equipo para gimnasio, el cual debe brindarte un servicio oportuno y de calidad.

Posteriormente comprueba si el cliente está satisfecho con la solución.

Recuerda que un protocolo de gestión de las bajas debe ir acompañado de un plan de fidelización para evitar que los clientes cancelen su membresía.

En Sport Solutions te asesoramos para que tengas un gimnasio completo, sin olvidar que somos un exclusivo distribuidor de equipo fitness de las mejores marcas en el mercado. Contáctanos y consulta nuestros servicios.

CONOCE MÁS SOBRE  NUESTRA ASESORÍA INTEGRAL

New Call-to-action

Categorías: Fitness