La alimentación complementaria para el entrenamiento funcional

2 nov. 2018 10:00:00

Lectura: 5 min

entrenamiento_funcional_al1_phixr

Uno de los tipos de entrenamientos que han ganado popularidad en los últimos años es el de tipo funcional, pero al igual que cualquier régimen de ejercicio, los resultados que buscan los usuarios se consiguen con el acompañamiento de una sana alimentación.

Así como es importante tener el mejor equipo para gimnasio, los negocios fitness deben brindar asesoría a sus clientes para lograr los resultados que buscan, y una parte fundamental es la alimentación. 

Este tipo de acompañamiento resulta muy efectivo para ofrecer un servicio más cercano, retener usuarios, y atraer a nuevos clientes.

Alimentación ideal para un entrenamiento funcional

Si tu gimnasio ofrece entrenamiento funcional, o es un estudio dedicado 100 por ciento a este tipo ejercicio, los siguientes alimentos son la base para preparar a los usuarios más nuevos.

>>Cómo montar un espacio funcional en tu gimnasio<<

  • Almendras - Para la vitamina E.
  • Huevos – Es una buena fuente de proteína y la vitamina K.
  • Camotes - Para la vitamina A.
  • Cereales de grano entero – La fibra es importante.
  • Naranjas - Más de 100% del DV para la vitamina C.
  • Frijoles Negros - Proteína y fibra.
  • Lechugas mixtas - Fitonutrientes que trabajan como antioxidantes.
  • Salmon - Cargado con grasas saludables y omega-3.
  • Pan de grano entero – Fibra y energía.
  • Vegetales – La mejor combinación de antioxidantes que pueden disminuir el dolor muscular.
  • Pasta de grano entero – Fibra y energía.
  • Pollo - Un elemento básico y versátil para los que entrenan duro.
  • Yogur bajo en grasa - calcio y bacterias saludables.
  • Chocolate negro - Después de tanta energía perdida, te mereces una recompensa que te llenará de energía.

Hoy en día muchas empresas han aprovechado el creciente número de deportistas para lanzar todo tipo de complementos, barras energéticas, bebidas de rehidratación y geles. Sin embargo, al equipar y asesorar gimnasios y estudios especializados en entrenamiento funcional, sabemos que no toda esta comida y complementos es la mejor opción, ya que los alimentos naturales son mejores en la entrega de nutrientes, sin olvidar que por lo general tienen mucho mejor sabor.

Dieta para entrenamiento funcional

Una vez con la lista de alimentos ideales para un régimen de entrenamiento funcional, se debe pensar en cómo distribuirlos y combinarlos a lo largo del día.  La siguiente dieta puede servir como base para que los usuarios se den una idea de cómo debe ser su alimentación:

  • Desayuno: una pieza de fruta (o zumo de naranja), un vaso de leche y un bol de cereales (de avena preferiblemente), evitando aquellos de chocolate o que contengan mucha azúcar.
  • Almuerzo: sándwich de queso o pavo, evitando embutido con más grasa, como el jamón serrano o el chorizo, y para evitar el hambre antes de la comida, se puede comer un puñado de almendras o nueces.
  • Comida: ensalada y un plato de alimentos que contengan una gran cantidad de carbohidratos, como la pasta o el arroz. De postre, se puede ingerir una pieza de fruta con gran cantidad de agua.
  • Merienda: Si ya se ha realizado el entrenamiento, se puede comer algo de proteínas, como un sándwich de atún o de algún tipo de fiambre.
  • Cena: Un poco de carne o pescado sin demasiado porcentaje de grasa, como la pechuga o la merluza. Al empezar a ir al gimnasio, se debe evitar la carne roja. Para acompañar, un poco de verdura, como el brócoli, las espinacas, la alcachofa.

En Sport Solutions, especialistas en equipo de gimnasio de todo tipo, ofrecemos asesoría en las mejores prácticas para que tu gimnasio sea lo más competo posible y que tu inversión rinda al máximo. Contáctanos para saber más sobre nuestros productos y servicio post-venta.

SOLICITA ASESORÍA  PARA TU PROYECTO

New Call-to-action

Categorías: Renovación de gimnasio